LAS ESCUELAS SECUNDARIAS YA TIENEN SU PROTOCOLO PARA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

El Defensor del Pueblo Alejandro Amor, el vicejefe de Gobierno Diego Santilli, las ministras de Educación y de Desarrollo Humano y Hábitat, Soledad Acuña y Guadalupe Tagliaferri respectivamente, y la presidenta del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes Karina Leguizamon suscribieron un protocolo para la prevención e intervención ante situaciones de violencia de género.

En el marco de la mediación realizada por la Defensoría del Pueblo entre el Ministerio de Educación y las y los representantes de las escuelas secundarias en septiembre y octubre de 2017, la institución se comprometió a elaborar un protocolo que diera respuesta a las múltiples situaciones de violencia de genero denunciadas por las estudiantes y para las cuales no encontraban respuesta clara de los adultos.

Después de sucesivas consultas con los y las propias estudiantes y del trabajo realizado por el Programa de Atención de Niñez, Adolescencia y Genero de la Defensoría -a cargo de María Elena Naddeo- en coordinación con otras áreas del organismo, el Defensor del Pueblo Alejandro Amor remitió a ese ministerio un proyecto de Protocolo de acción institucional en escuelas secundarias y establecimientos terciarios para la prevención e intervención ante situaciones de violencia de género y discriminación basada en la orientación sexual e identidad de género o su expresión.

El Ministerio de Educación porteño dio su aprobación y remitió el texto definitivo a las escuelas secundarias.
Solicitado por los y las alumnas de las escuelas secundarias de la Ciudad para dar respuesta a múltiples situaciones de acoso verbal, psicológico, sexual y otras conductas agresivas que pueden ser incluidas en general como violencias basadas en el género y que afectan a alumnos y alumnas que pertenecen a un mismo establecimiento educativo, el texto constituye un paso de enorme importancia en la lucha por la superación de los estereotipos de género y las conductas que desde temprana edad reproducen la cultura sexista y patriarcal dominante. Su implementación se enriquecerá con las acciones de capacitación que en el mismo están previstas.

PROTOCOLO-FINAL