En 2019 hubo 268 víctimas de femicidio

En 2019 hubo 268 víctimas directas de femicidio y de femicidio vinculado y 5 travesticidios y transfemicidios en Argentina, crímenes que dejaron sin madre a 222 niñas, niños y adolescentes, según  detalló el Registro Nacional de Femicidios de la Oficina de la Mujer (OM) de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. 

El número registrado durante 2019 es apenas algo más bajo que el de 2018, cuando la Corte relevó 255 femicidios cometidos contra mujeres cis, 4 travesticidios y 23 femicidios vinculados.

El informe del máximo tribunal abarca desde el 1 de enero al 31 de diciembre del año pasado, e identificó 252 casos de víctimas directas de femicidios. Además, se registraron 16 de femicidios vinculados, como se denomina a los homicidios cometidos como modo de causar sufrimiento a una mujer que no es ella misma la víctima material. 

De acuerdo con el relevamiento de la Corte, el 73 por ciento de las víctimas fueron asesinadas en viviendas. El 90 por ciento de las víctimas tenía vínculo con sus asesinos: en el 66 por ciento de los casos, los crímenes fueron cometidos por sus parejas (113 casos) o ex parejas (66 casos); un 10 por ciento de los victimarios eran familiares y un 14 por ciento tenía otro tipo de vínculo. Solo en el 7 por ciento de los casos los victimarios eran personas desconocidas.

En 42 casos se habían realizado denuncias formales previas, en otros otros 56 había antecedentes de violencia. En tanto, en 18 causas judiciales las jurisdicciones informaron que el femicidio ocurrió en un contexto de violencia sexual.

El informe también da cuenta de que los femicidios se perpetraron en coincidencia con situaciones claras de vulnerabilidad de las víctimas: al menos 9 de ellas estaban embarazadas, 7 se encontraban en situación de prostitución y 6 tenían algún tipo de discapacidad. Además, 4 pertenecían a pueblos originarios, 9 eran migrantes internacionales, 2 eran migrantes interprovinciales y al menos 3 eran migrantes intraprovinciales.

En todo el país, 222 niñas, niños y adolescentes quedaron en situación de orfandad como consecuencia de los femicidios.

Por su parte la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza, San Luis, Neuquén y Jujuy se encuentran por debajo de la media nacional, con lo que, de acuerdo con el Registro, resultarían distritos más seguros para las mujeres.

En términos absolutos, la provincia de Buenos Aires contabilizó 102 víctimas de femicidio directo, el 40,47 por ciento del total.

Ver un resumen del informe aquí