¿QUÉ VAS A HACER PARA CAMBIARLO?: CAMPAÑA POR LA IGUALDAD DE GÉNERO

La Defensoría del Pueblo realizó una investigación en la que indagó sobre el uso del tiempo, el acceso al empleo y las percepciones de igualdad en mujeres y varones, y con sus resultados lanzó una iniciativa para sensibilizar a la población acerca de los problemas que acarrea la desigualdad de géneros todavía existente y, al mismo tiempo, sobre la necesidad de que toda la sociedad se involucre para que esto cambie

 

La pandemia puso en evidencia el trabajo invisible que hacen las mujeres para sostener la vida: tareas domésticas, comunitarias y de cuidado de niños, niñas, adolescentes y personas mayores. Para evaluar el impacto de ese trabajo en sus propias vidas, el Centro de Estudios, Investigaciones y Opinión y el Observatorio de Igualdad de Género de la casa desarrollaron en 2020 la investigación Hábitos, percepciones y realidades acerca de la des/igualdad de género, que indaga acerca de los distintos aspectos que hacen a la autonomía económica de las mujeres, uno de los tres pilares para alcanzar la igualdad de género, junto a la autonomía política, y la física, según ha definido la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

A partir de esa información desarrollamos esta campaña con el objetivo de sensibilizar a la población acerca de los problemas que acarrea la desigualdad de géneros todavía existente y al mismo tiempo sobre la necesidad de involucrarnos para que esto cambie.

La campaña tiene una duración de un mes, a lo largo del cual, se irán difundiendo en las redes sociales del organismo, placas alusivas organizadas en tres ejes:

La primera semana se aborda el problema de que las tareas de cuidado siguen recayendo en las mujeres y las implicancias que tiene esto para ellas en diversos aspectos, entre otros, el uso del tiempo.

 

La segunda semana el eje será el tema empleos y remuneraciones y se reflejará en las piezas comunicativas el impacto que tiene que el trabajo de cuidados recaiga en las mujeres a la hora de conseguir empleos más estables y mejor remunerados.

La tercera semana se trabaja el eje de la percepción de la desigualdad, en el que corroboramos que la independencia económica de las mujeres es fundamental para lograr la igualdad y prevenir la violencia de género.

 

Las piezas cierran con el slogan “Ahora que lo sabés, ¿qué vas a hacer para cambiarlo?” apelando a que todes nos involucremos en el cambio, no solo las personas a título personal o las familias, sino todos los actores sociales, desde los Estados hasta las empresas, los sindicatos y las organizaciones sociales.

Finalmente, la iniciativa se complementará con una serie de videos que retoman las temáticas planteadas pero se proponen interpelar específicamente a los varones en las responsabilidades compartidas necesarias para transformar la estructura social vigente.

Esta campaña le da continuidad a lo abordado en #aquiénletoca, otra iniciativa desarrollada a comienzos de la pandemia con el objetivo de llamar la atención acerca de la feminización de los cuidados, pensar la distribución del trabajo no remunerado dentro del hogar y plantear la necesidad de distribuir las tareas de cuidado y del hogar en las familias, llamando a que los varones se involucren.